martes, abril 03, 2007

Reflexiones de una corrida suspendida

Fue suspendida la corrida del Domingo de Ramos en Jaén porque el albero a las 12 de la mañana no estaba en condiciones para la lidia. Insisto, a las 12 de la mañana y la corrida se anunciaba para las 17:30 de la tarde.
De toda la vida de Dios ha existido un método para prevenir el mal estado del ruedo de una plaza de toros, tan sencillo como poner una lona de plástico en los días y las horas previas al festejo. Siempre se hizo así. De esta forma llegada la hora lorquiana de las cinco de la tarde se retira la lona y el ruedo está " niquelao" y se puede tirar pa´alante con la corrida. Pues nada, ni lona protectora ni nada.
Hace unos años y precisamente teniendo como marco la tradicional corrida del Domingo de Ramos, la empresa Dorado montó un cartelazo en el que anunciaba a "Antoñete", Curro Romero y Manuel Benítez "El Cordobés" con toros de los Hermanos Sampedro. Llovió a mares aquel día y llegada la hora del festejo el ruedo presentaba un aspecto lamentable. Dorado se jugaba mucho aquella tarde y a decir verdad, la ciudad de Jaén también pues ese día en los tendidos del Coso de La Alameda y por las calles de Jaén había gente venida de todo el mundo, sí, de todo el mundo mundial vinieron personas a ver torear a tres maestros que sumaban en total 198 años de historia, arte y leyenda de la Tauromaquia. Se retrasó el festejo más de una hora, se trajeron uno,dos, tres o cuatro camiones de la cantera del padre de Montes para intentar arreglar la situación y al final se suspendió el festejo.
Al menos en aquella ocasión se le intentó poner remedio, el domingo pasado ni siquiera eso, por lo que uno puede pensarse hasta que punto la empresa tenía unas mínimas ganas de dar toros.
Por la noche Ortega Cano decía en la radio que según le habían dicho, "estaba casi todo el papel vendido". Francamente yo no lo creo. Puede ser cierto, pero yo no lo creo en absoluto pues sé de mucha gente aficionada de verdad que me dijo que no iba a los toros por múltiples motivos, y para muestra la encuesta que en este mismo blog ha venido ofreciéndose desde hace algunas semanas donde por encima de todo ha quedado claro que la mayoría de la gente ha expresado que con ese cartel no iba a los toros, pudiendo señalar otras opciones. Insisto en que no me creo lo del "papel vendido" porque sumado a que muchos aficionados no tenían pensado ir, a esa hora coincidían dos procesiones y ambas salieron a la calle a procesionar. Tuve la suerte de presenciarlas desde puntos distintos y puedo afirmar que a esa hora las calles de Jaén estaban repletas de gente.
Sigamos pues. Al no caer ni una gota de agua en toda la tarde fueron bastantes los que se acercaron a la Plaza de Toros y aunque no estuve presente en esos momentos allí en los alrededores de la Plaza, han sido muchos los que me han mostrado su enfado y cabreo. He visto fotos de Juande Ortiz, nuestro fotográfo de "Viva Jaén" donde puede observarse a bastante gente en torno a las taquillas de la Plaza de Toros para devolver la entrada y hablando de devolver las entradas, aquí viene lo gordo. Resulta que un grupo de personas se dirigieron ayer a la Plaza de Toros para que les devolvieran el dinero de las entradas, encontrándonse con las taquillas de la Plaza cerradas a cal y canto. Al toparse con tal situación optaron por llamar a la policía y fueron precisamente los agentes los que se tuvieron que introducir en el Coso y de una u otra forma remendar el asunto para encontrar una solución y devolverles el dinero a los espectadores, cosa que finalmente pudieron hacer. El nuevo reglamento taurino andaluz contempla que el importe de las entradas les tiene que ser devuelto a los espectadores desde el mismo momento en que se anuncia la suspensión del festejo hasta los cuatro días siguientes. Ese es el plazo estimado.
No se celebró la corrida, pero como tema de conversación no está quedando mal.

5 comentarios:

risotoi dijo...

Y luego me acusan de meterme con esta empresa, bueno me queda el consuelo de que no soy el único que lo hace. Las cosas claras y el chocolate espeso.

Lo bonito de esto es contar mentiras a la una de la mañan por la radio, cerrar el kiosko a las 12 de la mañana, trincarle las pelas al seguro, repartirlas entre los amiguetes y a los aficionados una vez más que les den por... Y como tú bien le dijiste al señor Arauz, ¿quién defiende al aficionado?

Un abrazo y enhorabuena por contar las cosas como son, sin pelos en la lengua le pese a quien le pese.

Antonio Ramos Calderón dijo...

¡A LAS BARRICADAS!
Un pequeño tirón de orejas para mi apreciado amigo de Jaén NP, nacido el día de San Marcial eres el más grande, y es que en ninguno de tus diversos posts sobre la corrida del Domingo de Ramos en tu ciudad pones que los toros eran de TORREALTA...
Sin toro no hay Fiesta, ya puede reaparecer Ortega Cano o San José Ortega y Gasset

MORALEJA: Los taquilleros no estaban muertos, estaban de parranda viendo las cofradías por las calles de Jaén. Son muy capillitas, ellos... no como este soviético Vladimir Risotoi Kasumov de la estepa rusa loperana y seguidor del Zénit de Leningrado

José Luis Marín Weil dijo...

Como he estado cinco días fuera de "compostura" y sin acceso a internet, no tenía conocimiento de estos dos comentarios, si bien de Risoto bien que me lo esperaba.
Dicho esto, digo también que me sorprende que el director de lidia el día del festejo ni siquiera llegó a entrar en la ciudad pues se le avisó de antemano que se había suspendido. ¿Dónde queda su papel como director de lidia? ¿Quién decide por él? ¿Los otros dos espadas llegaron a pisar el albero? No lo veo serio, sinceramente.
Insisto en que por la tarde ni una sola gota de agua, y la prueba evidente es que salieron dos procesiones, cosa que no sucedió al día siguiente pues aquí servidor se quedó sin salir en la procesión de Los Estudiantes, y es que amigo Antonio, no hubo procesión el lunes, por eso es imposible que los taquilleros no estuvieran viendo los pasos. Si acaso, si que estarían dándose cuenta que con esa tarde si que no se podía torear por la lluvia, y doy fe de ello pues me llevé una tromba de agua tremenda en el Gran Eje.
Ahí queda eso.

Desde la UJA dijo...

Yo escuché que se suspendio la noche anterior para no hacer desplazarse a los toreros.
No quiero creer que eso sea cierto...

La empresa tiene la gran culpa, pero y la autoridad...¿para que esta?, como permite eso...

José Luis Marín Weil dijo...

Yo te puedo decir que llegué a la Plaza de Toros a las 12:30, pues no me resultó posible llegar antes y no ví a ni un integrante de cualquiera de las tres cuadrillas actuantes.