miércoles, agosto 13, 2008

TVE Y LOS TOROS

Han comenzado los Juegos Olímpicos ¡Qué alegría! España ya suma un oro porque lo ha ganado en ciclismo ¡Qué alboroto! y ahora TVE con todos sus medios técnicos y humanos nos traerán a todas horas las imágenes y noticias de lo que vayan haciendo los deportistas españoles en China.
A mí, precisamente las modalidades que más me atraen y por las que siento especial interés son las de la hípica y el tiro. La primera porque sí, porque me gustan los caballos, he vuelto a montar después de muchos años y francamente lo sigo con interés. La segunda, porque es la modalidad olímpica que yo practico medio en condiciones; esto es: el tiro al plato. Y sé, que así los cuatro tiradores españoles del equipo olímpico se lleven un oro cada uno, su participación, de seguro, la veremos en diferido si es que finalmente la vemos. Es lo que tiene el practicar un deporte minoritario que pasa prácticamente desapercibido ante quienes se sienten frente al televisor y así las cosas, al final, poco o nada se sabe de esos deportistas que sin apenas medios, sin tal vez contar con patrocinadores oficiales y que son capaces de conseguir auténticas proezas, sus minutos de gloria igual puede ser que se conviertan en segundos y todo, por ser deportes minoritarios.
Pues bien, la cosa es esa, que TVE tira la casa por la ventana para traernos todos estos días a todas horas la información olímpica y sí ahora son las Olimpiadas, luego será el motociclismo como antes lo fue el tenis y en ocasiones hasta la liga inglesa y el resultado al final no es otro que los únicos treinta minutos que a la semana la televisión pública ofrece, dedica, brinda, regala (llamémoslo como queramos) a la Fiesta de los Toros a través de Tendido Cero pueden peligrar tanto que en no pocos ocasiones se acaban yendo al garete.
Sí ya de por sí las retransmisiones taurinas en TVE han desaparecido por completo desde hace algunos años, el único referente de información taurina en la tele pública, repito, p-ú-b-l-i-c-a, esto es, de todos los españoles, pagada por nuestros bolsillos, cuenta con la más mínima importancia de los dirigentes de la cadena que se permiten a su antojo quitarla cuando convenga y esto de ser así, en pleno mes de agosto, que es cuando la temporada taurina está viviendo su mayor actividad es algo inconcebible.
Y entre tanto, los que directamente viven del toro, no dicen ni mú.

1 comentario:

rockdelgo dijo...

Pues si, tienes toda la razón: es una VERGÜENZA.
Yo he escrito varios mails, pero ni caso claro.
Un saludo